CVFP Frutero basico fronto lateral tapa cruzada multihuerto vermicompostera vermicompostador reciclaje

2. EL VERMICOMPOSTADOR

Vermicompostador, vermicompostera, lombricompostador, lombricompostera…  Lo mismo da que da lo mismo ūüėāūüėú

Se trata del recipiente dise√Īado para uso domestico que sirve para albergar  tanto  a las lombrices como los residuos que les servir√°n de alimento y  que tiene unas caracter√≠sticas determinadas. Se trata de su hogar y tienen que sentirse  a gusto y protegidas para que puedan  desarrollarse  de la mejor forma posible.

Características principales:

Respiración:

Tanto las lombrices como el proceso de vermicompostaje en si necesitan aire. El  vermicompostador  tiene que tener orificios de respiracion  para que el aire pueda entrar. Si este  escasea  las lombrices tendr√°n problemas y mas pronto que tarde  se generar√°n malos olores.

Drenaje:

Es posible que de vez en cuando tengamos que regar para mantener el nivel optimo de humedad que es del 80%, por otra parte muchos de los restos org√°nicos que pondremos en el, como restos de frutas y verduras, tienen un porcentaje muy alto de agua y aunque se deben mezclar  con restos secos para compensar ese exceso de humedad, aunque debemos evitar esta situaci√≥n, en alguna ocasi√≥n se nos puede ir de las manos en cuyo caso se producir√≠an lixiviados.  El vermicompostador tiene que tener agujeros de drenaje para evitar encharcamientos cuando esto ocurre.  

Forma:

Salvo para los sistemas de flujo continuo, que explicaremos mas adelante, la opci√≥n correcta siempre sera la de mas ancho que alto, de esta forma los  restos tendr√°n  un mayor contacto con el aire y favoreceremos  una descomposici√≥n aerobia (con aire)

Cerrado:

A pesar de que en las granjas criamos las lombrices en sectores formados por lechos sin ning√ļn tipo de sistema de contenci√≥n,  en los sistemas domestico conviene que tengan tapa  para evitar el acceso de intrusos indeseables.

Sistemas domésticos: horizontal, de crecimiento vertical por bandejas y de flujo continuo.

. En general todos los vermicompostadores ofrecen las condiciones necesarias para las lombrices y por tanto funcionan bien. Unos sistemas son más económicos que otros, los hay más o menos voluminosos o más o menos sencillos.

En el mercado encontrar√°s vermicompostadores de muchos formatos, distintos materiales e incluso distintos sistemas

Sistema horizontal. 

Con este sistema empezó el vermicompostaje domestico, se trata de algo muy simple y suficiente, un recipiente con forma de caja o cajón siempre con tapa y agujeros de drenaje, donde retener las lombrices y poder poner los restos.

Ventajas: más económico y fácil de ocultar en caso de que no sea decorativo., por sus menores dimensiones.

Inconvenientes:  al no disponer de m√°s pisos , en la fase final requiere un poquito de atenci√≥n ya que tendremos que ir poniendo siempre los restos frescos en un mismo lado para tratar de concentrar el m√°ximo de lombrices en esta zona y que nos sea m√°s f√°cil extraer el humus. Hay que darle algo de tiempo para que las peque√Īas lleguen.

 En nuestro caso el modelo Frutero B√°sico de multiHuerto ref. CVFP es de este tipo. Su dise√Īo imitando el formato de las antiguas y decorativas cajas de fruta fue un paso muy importante para llevar el vermicompostaje al interior de los hogares donde no hay balc√≥n ni terraza pero sirve tanto para interior como para exterior. Est√° pensado para iniciarse sin invertir mucho dinero y si nos animamos siempre podremos ampliarlo con una bandeja superior de crecimiento vertical para que, una vez lleno el caj√≥n inferior y montada la bandeja, seguir con la alimentaci√≥n en el piso superior y que todas las lombrices suban en busca de alimento facilitando as√≠ la extracci√≥n del humus. Podr√≠amos decir que es una opci√≥n mejorada del sistema horizontal. 

Sistemas de crecimiento vertical.

Son vermicompostadores que constan de varias bandejas o pisos  intercambiables entre s√≠.

Todos los sistemas se inician de la misma manera.. se empieza por abajo poniendo en la bandeja inferior las lombrices, a√Īadiendo poco a poco los restos y una vez llena, se van incorporando bandejas que al tener el fondo perforado, permiten el paso de las lombrices en busca de alimento. Una vez llenas todas las bandejas, extraeremos el humus de la inferior que estar√° libre de lombrices y la colocaremos, una vez vac√≠a como bandeja superior para continuar el proceso, repitiendo este paso indefinidamente.

Ventajas: simplifica la extracción del humus ya que las lombrices rojas al ser animales de superficie se encontraran en las bandejas superiores. No necesitas volcar el contenido junto con las lombrices para continuar el proceso. Tan solo tienes que ir intercambiando el orden de las bandejas.

Inconvenientes: suelen ser sistemas m√°s caros, dependiendo del modelo puede ser un inconveniente el peso de las bandejas.

En este caso nuestra opci√≥n es el modelo lombriHogar, tiene un tama√Īo reducido pero suficiente para gestionar los residuos de un hogar con 2 a 4 miembros, por su dise√Īo es ideal para ponerlo en un rinc√≥n de la cocina como un complemento mas de esta. Tambi√©n lo puedes poner en el exterior siempre que este protegido del sol directo y de la lluvia.

Sistemas de flujo continuo.

Son sistemas que no incorporan bandejas, por lo general tienen forma de tolva (mas anchos por arriba que por abajo) y  funcionan de manera similar a un compostador de jard√≠n, echas los restos por arriba y sacas el humus resultante por la parte inferior.

Ventajas: en principio son más cómodos ya que no requieren intercambio de bandejas para extraer el humus obtenido.

Desventajas: suelen ser m√°s voluminosos y tener un precio m√°s alto. Destacar√≠a que en caso de problemas de compactaci√≥n o fermentaci√≥n y dependiendo del tama√Īo, se complica el remover el contenido por ser mayor volumen.

Independientemente de los sistemas, encontraras vermicompostadores de distintos materiales ( principalmente pl√°stico y de madera ) los hay muy decorativos con lo que quedan bien en un rinc√≥n de la cocina o muy de ‚Äújard√≠n‚ÄĚ que preferir√°s tener ocultos. Como te dec√≠amos antes, tambi√©n tienes la opci√≥n de hac√©rtelo tu mismo.

Nuestra opini√≥n es que si se siguen los principios b√°sicos no hay vermicompostadores buenos ni malos, tan solo hay que adaptarse al funcionamiento de cada uno, los de pl√°stico suelen requerir de mas riego por ser menos aislantes pero no requieren ning√ļn mantenimiento, los de madera son mas naturales, mucho m√°s aislantes y por tanto mantiene mejor la humedad y la temperatura interior reduciendo tambi√©n los riegos, normalmente tambi√©n son bastante m√°s decorativos pero deben de estar tratados convenientemente para no requerir mantenimiento o al menos reducirlo y de no ser as√≠, al menos estar forrados interiormente con alg√ļn material impermeabilizante para evitar que se pudra la madera por el contacto directo con la humedad.

Puedes comprarlo hecho  o si eres un manitas hacerlo t√ļ mismo, en internet encontrar√°s multitud de tutoriales indicando como hacerlo reciclando materiales de distintos tipos.

Guía cedida por el equipo de multiHuerto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
X